Para nadie es un secreto que estamos viviendo una de las épocas en donde más han ganado auge las redes sociales y los medios de comunicación, por ende ya es común en nuestro diario vivir compartir casi que al instante lo que estamos haciendo, donde nos encontramos, con quien estamos y hasta como nos estamos sintiendo.

Sin embargo, pese a que se cree que el uso de estas aplicaciones es una forma efectiva para mantenernos en contacto con nuestros amigos, para romper barreras de distancia o incluso para ganar reconocimiento y aprender de nuevas culturas, estas a decir verdad resultan ser un arma de doble filo para los millennials y centennials.

El concepto de privacidad en las redes sociales ha perdido sus límites, y es habitual encontrar que cada vez se hace más común el hecho de compartir con nuestro círculo social por medio de una publicación o un estado información sobre nuestra situación sentimental, problemas personales o afectaciones de salud. Ahora bien, nos hemos detenido a pensar ¿qué es lo que estamos compartiendo?, sin darnos cuenta y de manera voluntaria estamos dejando expuesta información sobre nuestra manera de pensar, nuestros gustos, inclinaciones sexuales y todo lo referente a información íntima y personal.

Privacidad en Internet

Así pues, es necesario que antes de hacer clic en el botón de compartir o publicar, nos detengamos a hacer una autoevaluación sobre qué tan pertinente o prudente es la información que voy a exponer a que sea vista y sea difundida incluso en toda la internet. La relevancia de esta pregunta y esta conciencia de lo que estamos compartiendo no solo reside en prevenir ser expuestos al cyberbullying, el bullying o al acoso, también reside en cuidar nuestra seguridad y evitar ser presas fáciles de hackers cibernéticos o redes de extorsión.

De esta manera es menester tener en la cuenta estos ítems para no quedar expuestos en la web:

  1. Evite hacer pública la información exacta sobre su ubicación o lugar de residencia.
  2. No acepte solicitudes de amistad a personas desconocidas o externas a su grupo de amigos, recuerde que una vez aceptada la solicitud para esta persona será más fácil acceder a su información personal.
  3. Asegúrese de tener sus fotos, videos o publicaciones privadas para que solo sus amigos puedan tener acceso a ellas.
  4. Evite realizar test en los que te solicitan información como dirección de correo electrónico o número de celular.

Recuerde que si en algún momento se está sintiendo expuesto u acosado por alguna pagina, publicación, o persona tiene en las redes a su disposición herramientas de bloqueo y aviso de spam para poner al tanto su situación de vulnerabilidad y se tomen represalias en el asunto.

Hola chicas mi nombre es Claire, les compartiré los mejores temas de amor, belleza y otros de nuestro interés personal. También me puedes visitar en www.secretosdeclaire.com

Artículos Relacionados

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *