¿Cómo debo educar a mi perro?

Cuando un canino llega a nuestro hogar, todo es alegría y felicidad, ya que solemos jugar con él, acariciarlo, mimarlo y consentirlo. Nuestros problemas empiezan cuando notamos comportamientos erróneos por parte del animal. Al adoptarlo no sabemos de qué manera fue criado anteriormente. Evidentemente la solución a su mala conducta es educarlo para que se acople a un entorno en donde tanto él, como nosotros podamos sentirnos cómodos, pero ¿Cómo educar a un perro?

Educarlo no será algo fácil, debes ser paciente, porque educar a un perro es igual a hacer lo mismo con un niño y por lo tanto requiere de que a este se le dedique tiempo.

Lo primero que debes hacer es ganarte el respeto del canino, él debe tomarte en serio y saber que eres su amo, eso no significa que no debas jugar con él, sino que debe entender que eres tú quien debe saber cuando comenzar y cuando terminar el juego y hacerte caso.

Segundo, crea hábitos y horarios para él, sácale a pasear todos los días a una hora específica para que haga del cuerpo, haz lo exactamente lo mismo con la alimentación, de esta manera se irá acostumbrando a ser disciplinado e higiénico.

Educar perro

Tercero, dale afecto al animal, no se trata de darle de comer y mantenerlo aislado, el cariño y el amor también influyen en la educación del canino, si aíslas al canino y lo condenas a tener contacto físico podría volverse agresivo al no saber cómo actuar delante de las personas.

Cuarto, corrige el mal comportamiento del animal de una forma en la que logres hacer que él entienda lo hizo mal sin tener que agredirlo físicamente, porque ahí estarías haciendo que te tenga miedo en vez de respeto. Para eso podrías usar papel periódico, con esto el animal no sentiría dolor físico alguno, pero el sonido lo asustaría y simplemente dejaría de realizar la acción incorrecta o lo que hizo mal.

Es importante que al realizar cada paso tengamos en cuenta que debemos ser pacientes, nuestro amigo no se educará de un día para otro, pero con nuestro afecto y nuestra constancia, es posible hacerlo.


Artículo escrito por Margarita Calderón

Estudiante de comunicación social, amante de la lectura, la música, el arte, la vida y la moda.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *