5 ventajas de ser la hermana mayor

Sabemos que ninguna persona puede escoger ser primogénito, sin embargo, muchas de nosotras tenemos la dicha de serlo, y es que tener hermanos menores no es fácil, los padres tienden a poner gran parte de responsabilidad es sus progenitores mayores, algo que para ciertas personas no es muy agradable.

Lo que no sabemos es que ser la hermana mayor en la familia sí tiene sus ventajas y es por eso que en Chicas de Hoy, te daremos las cinco ventajas de ser la hermana mayor.

1. Eres más fuerte

Tus padres te tienden a ver como una líder innata, ya que tienes la responsabilidad de cuidar de tus hermanos, y por supuesto, de protegerlos si algo o alguien los lastima.

2. Eres más auto-suficiente e independiente que tus hermanos

Como eres mayor, tienes más edad y cierto tipo de conocimientos sobre el mundo, los padres por general siempre deciden hacerte responsable del cuidado y el comportamiento de tus hermanos, quieren que seas un ejemplo a seguir para ellos, por lo que siempre van a tener tendencias a ser más exigentes contigo, y claro, eso va a hacer que tú seas más auto-suficiente e independiente.

Esto hará que puedas enfrentar tus retos a futuro con mejores alternativas y de manera autónoma.

Ventajas de ser la hermana mayor

3. Tuviste toda la atención de tus padres

Al ser primogénita, tuviste la oportunidad de tener toda la atención de tus padres, de hacer que ellos te regalaran cosas nuevas y seguramente en el pasado, habrás recibido juguetes costosos sin tener que compartirlos con alguien más.

4. Estrenaste todo

Tus hermanos menores no podrán decir que estrenaron todo, porque por lo general, los padres siempre tienden a compartir las cosas de los hermanos mayores con los menores, obviamente si el primogénito mayor ya no hace uso de tales elementos.

5. Eres un intermediario

Si la relación entre tus hermanos y tus padres va mal, gracias a tus capacidades analíticas, y al haber desarrollado tu etapa de maduración, podrás ser capaz de solucionar cualquier conflicto. Tus hermanos y tus padres confiarán en ti, y eso te facilitará buscar soluciones para arreglar las cosas entre ambas partes.

Ya sabes, si algún día te cansas de ser la hermana mayor, recuerda que eres mucho más auto-suficiente, independiente y fuerte, que tus hermanos menores.


Artículo escrito por Margarita Calderón

Estudiante de comunicación social, amante de la lectura, la música, el arte, la vida y la moda.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *