Aprende a preparar deliciosos Pancakes de avena

¡Hola chicas!

Para ser sincera, la cocina no es que me guste mucho… Yo soy de ese tipo de mujeres que prefiere gastar todo su sueldo en domicilios que atreverse a prender la estufa para hacer su propio almuerzo y bueno, realmente está mal porque la situación económica no da para tanto; sin embargo no es mi culpa pues desde pequeña me enseñaron a huir del fuego y el desorden, así que ahora que crecí no pueden pedirme que ame ser una comprometida ama de casa.

Ahora bien, pensar en hacer mi propia comida me parece fatal pues no imagino como se prepara un sudado, un arroz con pollo, unos sencillos spaguettis ni mucho menos un postre (aprovecho para contarles que una vez intenté hacer un pudin siguiendo las instrucciones y no me cuajó), sin embargo en los últimos días he probado con los desayunos, y en mi intento por defenderme del hambre descubrí una manera muy sencilla y sobretodo económica de preparar pancakes.

Como preparar pancakes de avena

La receta de los pancakes es supremamente fácil, pues en el super venden las mezclas ya listas para poner en el fogón, pero como no siempre tenemos a la mano esto, es necesario reinventar la forma de prepararlos por lo que yo decidí hacerlos a base de avena, si, así como lo leen… Yo misma preparo mis propios pancakes de avena y aunque aparentemente no se ven agradables, ¡saben delicioso! por lo que quiero compartirles la receta.

Para la preparación solo necesitas un par de huevos, mantequilla, leche y avena, lo indicado sería que ésta fuese molida para que no queden grumos, aunque yo los he preparado con avena en hojuelas y pienso que los bulticos que se sienten realmente hacen que mi desayuno sea delicioso.

Pon cuatro cucharadas de avena en un recipiente hondo, añade cuatro cucharadas de leche o un poco más si la sientes muy seca y bate de uno a dos huevos dependiendo cuanto quieres que rinda. Mezcla los ingredientes hasta generar una contextura homogénea y en un sartén de teflón pones a derretir un poco de mantequilla y una vez esté bien caliente viertes la mezcla sin exagerar, lo ideal es que quede delgada para que cuando las orillas empiecen a burbujear sea más fácil darle la vuelta y ¡ya está! puedes hacer tres, cuatro o los que quieras y acompañarlos con fruta, miel o chocolate… ¿Muy fácil, no?

Te aconsejo mantener el fuego lento y tener paciencia, pues si le subes a la llama podrías quemar los pancakes o acelerar su cocción y a la hora de consumirlos seguramente notarías que te han quedado crudos.


Artículo escrito por Lorena Rodriguez

¡Hola chicas! Soy Lorena, una futura Comunicadora social - Periodista y las estaré acompañando con artículos muy interesantes sobre los temas que mas nos atraen a las chicas de hoy.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *