Comer saludable sin morir en el intento

Cuando hablamos de comida saludable, la mayoría de veces las personas que nos escuchan creen que estamos pensando en hacer dieta, sin embargo el hecho de comer bien no siempre significa someterse a un riguroso régimen de alimentación o como muchos otros dicen “morir de hambre”, nada de eso… Realmente lo que buscamos al decir que debemos comer saludable es entender que nuestro cuerpo necesita mucho más que azúcares y galgerias y que nos conviene cuidarnos, no solo por mantenernos bien físicamente, sino por ganar energía y vitalidad para aprovechar a diario en las labores cotidianas.

Comer saludable empieza desde el momento en que nos levantamos, si es posible beber de uno a dos vasos de agua -recomendable con limón- es la mejor forma de iniciar la mañana, luego de esto consumir una buena porción de fruta, de tres a cuatro claras de huevo para aumentar la fuente de proteína y bajar con un café descafeinado, un té o una aromática hacen que tengamos un buen desayuno, sin olvidar una pequeña porción de queso, que además de ser delicioso resulta ser de gran alimento.

Comer sano es estar saludable

Para las medias nueves es necesario matar la ansiedad con algo suave, pueden ser galletitas integrales o maní sin sal para que el cuerpo no solo se sienta satisfecho, sino que también la mente trabaje bien, pues el maní es espectacular para la memoria, y comerlo seguido hará que esta funcione muchísimo mejor.

En el almuerzo recomendamos comer buenas porciones de ensalada, en especial con vegetales verdes, pues son los mejores para el metabolismo; si no es posible consumir ensalada se pueden comer las verduras cocidas como entrada principal, apio, espinacas y brocoli son excelentes opciones… Deja de lado los granos, consume arroz integral y acompáñalo con ajonjolí, trata de no ser muy amigo de las carnes rojas, come más pollo sin piel y pescado para que te veas más activo y alimentado; así mismo evita la sobremesa de jugos dulces -si es posible elimina el azúcar por completo-. Por último para la cena prepara algo suave, no fruta y no jugos pues estos se convierten en azúcares después de una hora determinada pues tu cuerpo no los asimila muy bien, así que ya lo sabes… No permitas que la ansiedad le gane a tu vida, tu tienes el control.


Artículo escrito por Lorena Rodriguez

¡Hola chicas! Soy Lorena, una futura Comunicadora social - Periodista y las estaré acompañando con artículos muy interesantes sobre los temas que mas nos atraen a las chicas de hoy.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *