Por qué me tengo que disfrazar?

De policía, de colegiala, de aventurera, de, de, de… Hay un sin fin de personificaciones que se acostumbra adoptar para halloween, y no está mal, resulta hasta divertido hacerlo… El problema es que estos no son los únicos disfraces que usamos en la vida. Quisiera saber cual es el motivo por el que la sociedad me indica que debo disfrazarme, y no sólo en estas fechas sino constantemente para vivir mi vida.

Si soy gorda que me tengo que disfrazar de flaca, aunque sea para la foto, mientras sostengo la respiración el flash me enceguece para capturar mi mejor ángulo… Así como también pasa con la sonrisa, que aún cuando no quiero mostrarla tengo que hacerlo, porque es mejor fingir estar siempre feliz que tener que decirle al mundo que soy imperfecta y me puedo sentir triste por las cosas que me suceden.

Así como esos hay muchos más ejemplos que podría citar, pero se me iría la noche en esto por eso he decido aparte de no hacerlo, tomar también la decisión de que no me quiero disfrazar.

No me vuelvo a disfrazar

Es por esto que hoy he decidido que no me voy a disfrazar, no porque no quiera seguir con la tradición del halloween o día de las brujas, sino porque quiero cortar la tradición social en la que tengo que fingir ser perfecta para agradarle a los demás. Está bien si me visto de princesa o de mimo quizá, lo que no está bien es ser otra chica frente a los que nos rodean, no es posible querer aparentar sólo para que ajenos sientan aceptación por nosotras.

Definitivamente no más disfraces no más siluetas enmascaradas, recuerda chica que tu belleza no requiere ni empaques ni maquillajes; alcanzarás la perfección el día que logres ser feliz contigo misma. Tu mejor traje está en ti, en tu esencia, en el aura que irradias a diario como mujer… No te tienes que disfrazar para mostrar que eres tu.

¡Si te gustó compartelo!


También Recomendamos

Déjanos tus comentarios !!

Deja un comentario