Cuando tomas malas decisiones…

Cuando somos adolescentes creemos que tenemos el mundo a nuestros pies y nos comportamos como si nada mas importara sin darnos cuenta que estamos actuando mal, pues esta edad no es sólo para disfrutar, también es para sentar cabeza caer en la cuenta de que es la época perfecta para mirar el presente e imaginar un futuro con lo que deseamos ser y tener algún día.

Los amigos, las redes y los medios masivos de comunicación nos dan tantos modelos a seguir que empezamos a desviar lo que un día habíamos pensado ser, y en ocasiones tomamos malas decisiones sin pensar en las consecuencias que nos van acarrear más adelante.

Una mala decision

Cuando esto ocurre, es importante no dejar de lado los buenos consejos que da mamá, o en ocasiones nuestros maestro u otras personas que nos rodean y realmente nos quieren.

Tomar malas decisiones como la sexualidad irresponsable, el consumo de estupefacientes u otro tipo de conductas perjudiciales, generalmente inician por querer “probar” o por hacerle caso a terceros que nos lo indican, y es normal, lo que no puede pasar es permitir que las consecuencias avancen, pues en ese caso no sólo peligra tu presente, sino que también se ve afectado tu futuro y el de tu familia.

Es por eso que el consejo de hoy es ser tu misma, sin dejarte influenciar por lo que otros dicen que debes hacer para ser aceptada en la sociedad, finalmente sólo tú serás quien enfrente lo que suceda después de tomar malas decisiones, así que si tienes la valentía de afrontar las consecuencias, ten la suficiente gallardía para no involucrarte en ninguna de estas cosas… Pues como dice mi mamá: “Evitar no es cobardía”.

Artículo escrito por Lorena Rodriguez

¡Hola chicas! Soy Lorena, una futura Comunicadora social - Periodista y las estaré acompañando con artículos muy interesantes sobre los temas que mas nos atraen a las chicas de hoy.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *