Nuestra Mente… Gran amiga o temible enemiga

En el día vivimos muchísimas experiencias nuevas, desde la forma en que nos levantamos hasta la posición en la que nos quedamos dormidos son realmente nuevos así que nuestra mente está en constante actividad, por lo que es muy importante saber en que momento somos nosotros quienes actuamos y cuando es ella la que supone lo que vemos y hasta manipula nuestras acciones.

A ciencia cierta, la mente es demasiado ágil tanto como para inventar personajes y creer que nos persiguen, como para desarrollar creatividad, imaginar situaciones, realizar cálculos y hasta asimilar la cotidianeidad de manera fragmentada, indicando cuales fueron los momentos más impactantes ya sea por su crueldad o por lo maravillada que se ha sentido al vivir dicho episodio.

Por lo anterior es que generalmente, después de haber tenido días agitados en los que hemos pasado por hechos frustrantes, de alegría, desespero, miedo o mucha tristeza, terminamos soñando algo relacionado con esto cuando nos acostamos a dormir, pues el subconsciente ha guardado lo que le pareció más relevante así que de esta manera cuando la mente se relaja durante el sueño permite que cada acontecimiento tome forma dentro de nuestra imaginación.

Somos el juguete de nuestra mente

Ahora bien, es importante saber que muchas de las cosas que suceden suelen pasar están diseñadas de forma esporádica, sin embargo no todo puede ser de la misma manera… Pues así como la mente nos engaña imaginando lo imposible y haciendo que el pánico nos aterrorice, también hay formas claves de utilizar su poder de la manera correcta, pues la mente es lo que nos gobierna y si aprendemos a darle las ordenes claras y precisas, será nuestra mejor aliada.

Todo lo que sueñes, lo que pidas a Dios y lo que te propongas se puede hacer realidad, no solo porque trabajes para conseguirlo, sino porque tu así lo has declarado y tu mente ya está consciente de lo que va a suceder; es por eso que debes saber que es lo que quieres y con que fin lo necesitas, de esta manera sabrás cual es la dirección correcta para seguir el camino. Si indicas que puedes hacerlo, lo harás; pero si te escudas en pretextos, la mente lo sabrá y te dará entender que no estás preparado para lograrlo.


Artículo escrito por Lorena Rodriguez

¡Hola chicas! Soy Lorena, una futura Comunicadora social - Periodista y las estaré acompañando con artículos muy interesantes sobre los temas que mas nos atraen a las chicas de hoy.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *