¿Cómo afrontar la separación de los padres?

La separación de nuestros padres es algo difícil de asimilar para toda persona, pero es necesario entender que a veces las parejas no logran llevarse bien entre ellos, se presentan conflictos o discusiones irreversibles y el amor cesa por completo.

Por lo general, siempre deseamos que las cosas estén bien dentro de la relación de nuestros padres, y cuando hay discusiones fuertes entre ellos, anhelamos que las cosas se calmen y los problemas se arreglen a través del diálogo, lo que no sabemos es que a veces en las relaciones surgen diferencias irreconciliables, y cuando todo se torna complicado, lo más sano para ambas partes es finalizar las cosas.

Los progenitores de aquellos matrimonios son los que tienden a sufrir, y es que es realmente difícil ver como nuestra familia se fracciona, pues sentimos que no vamos a volver a ver una unión sólida y que las cosas ya no serán armoniosas como antes, pero también debemos analizar las cosas y saber entender que si nuestros padres toman una decisión de tal magnitud, la razón para hacerlo debe ser considerable.

Separación de los padres

No es nada fácil aceptar la separación de nuestros padres

Para ninguna persona será fácil hacerlo, pero en ocasiones, nosotros debemos pensar en el bienestar familiar en general. Cuando los hijos de la pareja son niños, estos no están en capacidad de tomar la iniciativa para dar solución a la crisis, pues los infantes carecen del conocimiento de ciertas cosas, pero cuando eres adolescente, tenemos cierta capacidad de razonamiento y entendemos de manera profunda la situación.

¿Cómo entender mejor la situación?

Debemos aceptar la decisión de nuestros padres, si intentamos retener las cosas, quizás evitar que den pie a su decisión, podríamos hacer las cosas más difíciles para ellos y debemos irnos adaptando a los cambios, será un proceso doloroso, pero irá mejorando con el tiempo.

Lo correcto también sería que nos alejáramos de las discusiones y enfrentamientos de nuestros padres, esto podría calentar las cosas, aunque si sentimos que tenemos algo para decir, y necesitamos expresar alguna inconformidad, podríamos hacerlo sin herir los sentimientos de las demás personas, siendo neutros en todo sentido. Y finalmente, podría decir que deberíamos intentar distraernos con actividades extracurriculares, preferiblemente productivas, que nos permitan ocupar la mente en otras cosas.

Ya sabes, el proceso no será fácil, y aunque tus padres hayan tomado la decisión de separarse, la relación culmina “entre ellos”, no entre “ellos y tú”, así que procura acercarte a ellos, tan pronto el conflicto termine y vive tu vida de manera autónoma.


Artículo escrito por Margarita Calderón

Estudiante de comunicación social, amante de la lectura, la música, el arte, la vida y la moda.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *