Cuando Él NO es como lo soñaste

Y es que al principio era mi hombre perfecto, él era el mejor de todos… Yo respiraba su aire, veía por sus ojos y anhelaba su misma boca para sonreír, era tal y como lo había soñado un día o bueno, eso era lo que pensaba yo.

Pasó el tiempo y comprendí que no era necesario verlo todos los días o que me llamara con frecuencia para saber que estaba a mi lado y que me quería… Logré entender que si no se tomaba fotografías conmigo ni tampoco alardeaba de nuestra relación en redes sociales era porque no consideraba que el éxito de una pareja se basara en los demás y bueno, tenia razón.

Entonces fue como empezaron a pasar los días y cada vez lo amaba más aunque lo sentía más lejos, parecía como si el amor se encargara de interponer una barrera entre nosotros para que no estuviéramos bien; pero realmente no era el amor, éramos nosotros mismos quienes nos habíamos llenado de obstáculos, él por su actitud sobrada de saber todo sobre la vida y yo por creer en que las cosas eran como él me lo decía, pero no era así.

Ese hombre no es como lo soñé

Él no era el hombre que yo soñaba a mi lado, yo quería llamadas, mensajes, salidas y cariño; mientras que él solo quería sexo y quien sabe si amor, pues a decir verdad no entiendo su manera de querer. Pero aún peor que eso me causa más incertidumbre el hecho de no entender que era lo que me había enamorado, si para cada gesto él tenía una excusa como si en vez de ser su novia fuera una carga. Yo hubiese preferido ser su amiga…

A veces nos equivocamos tanto cuando tenemos una pareja que nos idealizamos en cosas erradas, tal vez todo sería distinto si por encima de los chicos nos pusiéramos nosotras mismas y nos diéramos el valor correspondiente a una mujer… Valoremos más nuestra vida y nuestra soltería, que así el día que encontremos a un hombre que quiera compartir con nosotros seremos más conscientes de que antes que él, está nuestra felicidad.

¡Si te gustó compartelo!


También Recomendamos

Déjanos tus comentarios !!

Deja un comentario