Cómo prevenir las estrías durante el embarazo

El embarazo es una fase de grandes modificaciones para el cuerpo de la mujer. Cada semana se dan nuevos cambios, algunos son muy evidentes y entre estos está la ganancia de peso y de volumen abdominal.

Este proceso conlleva un enorme estrés para las distintas capas de la piel de la mujer. Además, la ganancia de peso y volumen no es lineal. Esto supone que la piel no puede adaptarse a estos cambios lo suficientemente rápido por lo que se generan la aparición de las tan temidas estrías.

Aunque generalmente no suponen ningún problema de salud, para muchas mujeres es una preocupación estética muy temida. Quienes quieran prevenir las estrías, no deben esperar siquiera a los primeros síntomas del embarazo: nunca es demasiado pronto para empezar a cuidar tu piel.

Prevenir la estrías

Así que toma nota de las maneras más sencillas y eficaces para combatir las indeseables estrías:

Una alimentación sana y equilibrada

Ganar peso durante el embarazo es deseable, pero no puede ser una excusa para ganar más de la cuenta. Con la supervisión médica y dietética adecuada, podremos controlar la ganancia de peso.

Las fuentes de alimentación han de ser variadas una vez se excluyan las alergias e incompatibilidades localizadas. Se han de incluir en el menú frutos rojos, frutos secos, verduras de hoja verde, huevos y pescado; son alimentos que contienen vitamina A, vitamina E y antioxidantes, perfectos para tener una piel tersa y suave. Además, esos alimentos también aportan ácidos omega 3, cuyos beneficios son excelentes en cualquier etapa de la vida.

La regeneración celular de nuestra piel depende de los materiales que le proporcionemos. Si nos alimentamos mal, estaremos proporcionando malos materiales y las estrías serán más numerosas, más profundas y grandes y se regenerarán con más dificultad.

Una hidratación suficiente

Las embarazadas saben que tienen que beber bastante agua, al menos dos litros al día. Pero más allá de este consejo básico, tenemos que considerar que la hidratación de la piel puede y debe realizarse de maneras distintas.

Efectivamente, no basta solo con beber suficiente. Será necesario, además, que hidratemos la piel con una crema a base de ingredientes como la rosa mosqueta o el aceite de almendras. De hecho, existen cremas antiestrías con una composición específica para la reparación de la piel y para mantenerla flexible y más resistente.

Ejercicios embarazada

Ejercicio físico con supervisión médica

En toda etapa de nuestra vida, el ejercicio físico regular es un factor que contribuye a mejorar nuestra salud. Esto no cambia durante el embarazo pero sí debe cambiar la manera en la que se afronta el ejercicio.

No será lo mismo si la mujer ya está acostumbrada a ejercitarse que si empieza a hacerlo tras quedarse embarazada. Nuestro médico siempre deberá supervisar la intensidad y el tipo de ejercicio elegido. Todo ejercicio de riesgo deberá evitarse y durante las distintas etapas del embarazo se acomodarán los ejercicios y su intensidad a las necesidades de la mujer.

En el caso de una embarazada que ha llevado una vida sedentaria antes del embarazo, será importante que empiece a incorporar cuanto antes ejercicios de baja intensidad como caminar o nadar, para ir elevando el nivel de intensidad de una rutina de ejercicios para el embarazo.

La tonificación muscular conlleva una tonificación de la piel, que se vuelve más flexible y resistente a las microrroturas que forman las estrías.

La lucha contra las estrías no finaliza con el embarazo. Durante el puerperio, la piel se retrae y si la descuidamos tendrá más difícil recuperar su tono y su tensión. Debemos atenderla, masajearla y mantener la hidratación adecuada para que esas indeseadas estrías no lleguen a aparecer o se vayan cuanto antes.

Artículo escrito por Maira Avendaño

Hola Chicas, soy Maira Avendaño y quiero compartir con ustedes los mejores consejos, tips e información interesante para tu día a día. Estoy segura que te encantarán!

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *