La mujer perfecta, la mujer moderna

Estamos a pleno siglo XXI y los hombres siguen diciendo que aún no llega la perfección a sus vidas, pero es mentira, no se dan cuenta que tienen la perfección en frente de sus ojos pero su egocentrismo y las ganas de ser siempre los mejores no los dejan apreciar en lo que se ha convertido la mujer moderna… La mujer perfecta!

Y es perfecta no precisamente porque tenga un cuerpo envidiable, o por su larga y hermosa cabellera, sino que es perfecta porque a pesar de sus defectos físicos se ama, se valora y se supera todos los días de su vida. La mujer moderna, la mujer perfecta y no porque nunca tropiece o porque siempre lleve en su rostro una sonrisa que suponga que es feliz, sino porque en su corazón tiene lágrimas, en su cabeza pensamientos, en su alma recuerdos y en su caminar muchas piedras que la han hecho caer, pero que con astucia ha usado para construir un caparazón que la ha hecho invencible ante las adversidades.

La mujer perfecta

Y es perfecta porque estudió, porque ama su trabajo, su familia, su vida. Porque tuvo cabeza para pensar en sus metas, porque construyó un hogar, porque es una buena esposa, porque sabe que no es fácil salir adelante y menos cuando sigue siendo desvalorada por aquellos que la rodean, y aún así, es la mujer perfecta.

La mujer perfecta, es la mujer moderna. Aquella que tiene claro que no necesita de un hombre para ser feliz, que sabe que tener un hogar no es rodearse de una pareja y muchos hijos, sino que también puede escoger entre la soledad y la tranquilidad que brinda tomar la decisión de la soltería; esa es la mujer perfecta. Aquella sentipensante, que se apasiona por dar lo mejor de si misma para los demás, aún cuando los demás sean quienes con ansias esperan verla caer.

Artículo escrito por Lorena Rodriguez

¡Hola chicas! Soy Lorena, una futura Comunicadora social - Periodista y las estaré acompañando con artículos muy interesantes sobre los temas que mas nos atraen a las chicas de hoy.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *