4 Ventajas de un matrimonio sin hijos

Y no piensen que soy una horrible bruja a la que no le gustan los niños, por el contrario… Soy una mujer muy dulce y comprensiva con los pequeños, pero todos sabemos que tener bebés es una gran responsabilidad, aún cuando ya tenemos un matrimonio consolidado, pues la economía y las emociones son muy cambiantes por estos días. Es por ello que hoy les traigo cinco ventajas de tener un matrimonio sin hijos.

1. Disfrutas más tiempo en pareja: Recién casada vives de luna de miel todos los días, pero que tal si esa luna de miel no durara solo algunos meses sino unos cuántos años? Sin hijos puedes disfrutar mucho más tiempo al lado de tu pareja… Dormir hasta tarde los domingos, despertar sin afán de preparar un tetero, alistar uniformes o esas responsabilidades que dan los nenes.

2. Puedes viajar: Viajar con tu esposo es de las mejores experiencias, y es mejor aún cuando no tienes hijos por los que debas preocuparte; puedes gastar, demorarte, correr, bailar, tomar hasta el amanecer sin tener cargo de conciencia de que le estás faltando con algo a tu bebé.

Matrimonio sin hijos

3. Rinde más el dinero: Para nadie es un secreto que los bebés además de traer consigo muchas responsabilidades, necesitan mucha inversión monetaria, pues aunque de pequeños no pidan, sabes que los pañales, la leche y la loción son unas cuantas de las cosas básicas que necesitan tener en la pañalera, sin contar que a medida que van creciendo solicitan ropa, juguetes, educación y muchos gastos de por vida… Que vale la pena hacerlos, pero cuando ya tu misma hayas podido disfrutar de lo que haz conseguido con tu trabajo.

4. Puedes trabajar: Ejercer esa profesión por la que tanto luchaste solo es posible cuando aún no eres mamá, pues puedes trasnochar todas las noches buscando sobresalir en tu empleo sin pensar en que tienes hijitos que atender, además recuerda que es una responsabilidad que haz adquirido contigo misma y debes saber llevar para formar un futuro en donde puedas tener algo más que brindarle al hogar que crezca más adelante.

Recuerda que todos estos consejos te los doy en pro de que disfrutes tus etapas y tu matrimonio antes de ser mamá, pues como decía mi abuelita: A todo le llega su tiempo, y si aún estás joven, disfruta de tu juventud y de tu pareja antes de contraer esa hermosa responsabilidad para toda la vida, porque una vez comprometida no hay marcha atrás.


Artículo escrito por Lorena Rodriguez

¡Hola chicas! Soy Lorena, una futura Comunicadora social - Periodista y las estaré acompañando con artículos muy interesantes sobre los temas que mas nos atraen a las chicas de hoy.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *