Amores Imposibles

“Estoy ahí, sentada en el mismo lugar de todos los días, a la misma hora de siempre, sintiendo como se me acelera el corazón de sentir que ya casi es el momento, el momento de verlo aunque él ni siquiera sepa que yo existo.

Cruza por mi lado y no puedo evitar que se me escape un suspiro, no hay mejor instante que ese en el que transita frente a mi y me llena de alegría por el resto del día, realmente es maravilloso, aunque él solo sea de esos que algunos llaman: Amores Imposibles.

Han pasado varios días y hoy por fin me atrevo hablarle, lo veo entrar y se me escapa una ligera sonrisa que sin duda alguna me ilumina el rostro, creo que soy tan evidente que hasta él lo nota y me sonríe. Hoy es mi día, el corazón me ha palpitado tan fuerte que siento como si quisiera salir de mi pecho. ¡No aguanto la alegría!

Los amores imposibles

Me acerco, de nuevo le sonrió y con la voz entre cortada le digo: ¡Hola! Él muy amable aunque extrañado me devuelve la sonrisa y el saludo sin imaginar que ha estado en mis sueños desde hace varias semanas.

Todo sucede tan rápido que no me queda tiempo de decir una palabra más cuando depronto el sigue sonriendo, y con su mirada casi perfecta me dice que siente la misma alegría que yo de que nos hayamos encontrado, es entonces cuando aparece detrás de mí una chica, por cierto hermosa y estira sus brazos hacia él.

Fundidos en un abrazo y un apasionado beso comprendo que su sonrisa no era por mi y me doy cuenta de que no tengo oportunidad ni siquiera de que me conozca, somos diferentes, nos encontramos a la misma hora y en el mismo lugar por simple casualidad porque resultamos siendo: Amores Imposibles”.

¡Si te gustó compartelo!


También Recomendamos

Déjanos tus comentarios !!

Deja un comentario