Por qué una mascota no es un buen regalo

En época de Navidad, donde todos están corriendo por encontrar el regalo adecuado, resulta que muchas personas al no encontrar más juguetes que satisfagan a sus hijos, o peluches que alegren a sus novias deciden optar por un regalo un poco más real, más sintiente, más hermoso, y terminan regalando una mascota.

Al principio, que tu novio o tus padres lleguen a casa con un hermoso minino o un adorable cachorro te hace la vida mucho más feliz, y es porque es realmente hermoso recibir en casa a un miembro más, una inocente y perfecta compañía que como todo juguete nuevo, nos encanta los primeros días, pero luego de que pasan las buenas fechas, empieza a incomodar.

No regales mascotas

A pesar de que esto no sucede en todos los casos, tengo muchas razones para afirmar que no es bueno regalar mascotas de navidad, y principalmente es porque si tu vas a hacer un obsequio de esta magnitud es porque muy seguramente, como si fuera un par de medias lo compraste en cualquier esquina, o peor aun en cualquier criadero, sin darte cuenta que lo único que haces con ello es fomentar la comercialización de animales; dejando atrás su verdadero significado y llamando a un animal de compañía: Mercancía.

Por otro lado, es claro que no todas las personas gozamos de un corazón animalista y sensato, por lo tanto, las probabilidades de que los animalitos que te obsequian en diciembre sean abandonamos en los próximos tres o cuatro meses, pues generalmente es el tiempo que tardan en crecer los cachorros y dejan de ser adorables para algunos, para convertirse en insoportables. Entre las causas más frecuentes de estos abandonos están el tamaño adulto que alcanzó la mascota, lo destrozones que se han vuelto, o simplemente que no aprendieron a controlar sus esfinteres, sin darse cuenta de que todo esto se podría haber evitado si desde cachorros hubiesen recibido una buena educación por parte de su amo.

Finalmente, estas razones son más que suficientes para que en esta navidad no regales una mascota; la tenencia de un felino, un ave o cualquier otro tipo de animal es una decisión que se debe tomar de manera familiar y con el corazón, pues recibir a un nuevo miembro en el hogar es un compromiso, que si tu no tienes tiempo o paciencia para asumirlo, pues es mejor que no lo hagas.


Artículo escrito por Lorena Rodriguez

¡Hola chicas! Soy Lorena, una futura Comunicadora social - Periodista y las estaré acompañando con artículos muy interesantes sobre los temas que mas nos atraen a las chicas de hoy.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *