No compres un Perro… ¡Adóptalo!

En la vida todos nos hemos cruzado por lo menos una vez con un perrito sin hogar, sucio, con el pelo enredado, con hambre y quizá hasta oliendo feo… Y hemos tenido lástima por él, y hasta se nos ha salido decirle: ¡Pobresito! Sin hacer nada por cambiar realmente su situación, pero en cambio, en tu casa te espera todo lo contrario: Un perrito de raza, reluciente, llenito de cariño y que acaba de comer; muy seguramente ese perrito lo compraste y te sientes orgulloso de esto, porque lo tienes bien cuidado y porque sus ojitos reflejan alegría al igual que los tuyos…

Pero bien, realmente crees que un hermoso perrito que tiene eso que los humanos llamamos ‘Pedigree’, vale más que aquel “chandoso” que te cruzaste camino a casa? Ese que tan solo te pedía un poquito de atención?. Pues bueno, hoy quiero decirte que no! Tal vez uno de ellos tenga mas precio que el otro, pero estoy segura de que los dos tienen el mismo valor; porque tanto el de raza como el criollito que vive en la calle son de la misma especie: esa especie que ladra, que llora, que siente… Que mueve su colita de agradecimiento y que esta dispuesto amarte sin preguntar cuanto dinero cargas en los bolsillos.

Adopta un cachorro

Toma conciencia de lo anterior y con la mano en el corazón adopta un cachorro sin hogar; deja a un lado los prejuicios de la sociedad que quiere que tu seas parte que los que quieren tener un animal de compañía basándose en las características físicas del mismo; si realmente amas los animales no apoyes el comercio de los peludos, ellos no son mercancía. Es hora de que apoyes la naturaleza.

En la calle hay millones de amiguitos de cuatro patas que están esperando por ti, dale la oportunidad si quiera a uno de ellos de ser feliz al lado de una familia. Invierte en él lo que pagarías por uno que tenga ‘Pedigree’, ofrécele una camita caliente, cómprale juguetes, dale buenos bocados y por supuesto, no olvides esterilizarlo! Pues de esta manera evitaras que él y otros cachorros sigan la cadena de reproducción y sean cada día más los abandonados.

Para finalizar, es clave que tengas presente que adoptar un animal no solo significa brindarle un techo donde vivir y llenarlo de cosas materiales; lo más importante cuando adoptes un peludo es que lo hagas parte de tu familia!

¡Si te gustó compartelo!


También Recomendamos

Déjanos tus comentarios !!

Deja un comentario