¡Estoy Enamorada!

Despierto, me levanto de la cama, me paro frente al espejo y sonrío… Realmente la vida no es tan dura!

Enciendo a todo volumen el equipo y suena mi canción favorita y la canto a todo pulmón, como si no hubiese mañana; sintiendo mariposas en mi panza, emociones, deseos de salir corriendo y ser feliz. Entonces es cuando pienso: ¡Estoy enamorada!

Y aún cuando mi conciencia trata de hacerme ver que el amor es cosa de locos yo quiero continuar, sigo riendo, bailando, cantando sin parar y eso me hace sentir bien…

Amor propio

¡Estoy enamorada! Y lo sé porque algo extraño se me mueve en la panza, sensaciones raras me bloquean la mente. Si, no hay duda… ¡Estoy enamorada!

Y es hasta gracioso, porque siempre alardeaba de que ese sentimiento que muchos decían sentir no existía, que la gente siempre mentía y que yo jamás me enamoraría.

Pero que lección más grande me ha dado el destino, que una vez más me lleva frente al espejo. Me muestra lo hermosa que me veo cuando sonrió y hace que le de gracias a la vida por cada uno de los días que me regala.

¡Estoy enamorada! ¡Estoy enamorada de la vida! De mi vida… De esa cruel pero elegante amiga, que día tras día me impone retos, me regala premios y me envía satisfacciones, que bonito se siente una relación así.

Vida, tu no me engañas! Estás hecha para mi. Que hermosa mañana para darme cuenta de que estoy tan enamorada, y no precisamente de un hombre, sino de mis circunstancias, esas que me han hecho tan fuerte como para amar tanto la vida y aferrarme a ella, sin temor a que la egoísta muerte algún día me pase cuenta de cobro.

¡Si te gustó compartelo!


También Recomendamos

Déjanos tus comentarios !!

Deja un comentario